Tendencias… ¿Tú las sigues?

Lidia, de 24 años, tiene claro que su felicidad está por delante de tener un cuerpo considerado “escultural”.

"Cuando era adolescente seguí casi todas las tendencias que surgían, incluyendo las que no eran del todo apropiadas para mi cuerpo. Me obsesioné e intentaba seguir todas las tendencias que veía en internet.

Y entonces, cuando conseguí tener una talla por debajo de la recomendada para mi altura, ¡se puso de moda tener curvas! Y, mientras mi compañera de habitación consideraba si ponerse un implante en el pecho, decidí abandonar las modas y empezar a comer para sentirme feliz y saludable, en lugar de querer parecerme a los demás o seguir los cánones del momento.

Me sentí más enérgica, más confiada y más feliz. Me he dado cuenta de que lo importante es sentirte a gusto contigo misma: si te gusta estar más fuerte, si te gustan las curvas, si te gusta estar delgadita… ¡Pero siempre con cabeza! Llevando unos hábitos de vida saludables, con una alimentación sana y haciendo ejercicio. Si no sabes cómo hacerlo, consulta con tu médico o nutricionista y te dará los mejores consejos para alcanzar tus metas de manera saludable.

Mi consejo para las mujeres jóvenes es: las tendencias van y vienen, pero tú y tu personalidad son lo único que permanece. Nunca dejes que otros dicten tu estilo de vida. Tienes que hacer, usar, decir y seguir lo que tú quieras, siempre que lo hagas con cabeza y cuidando de tu salud.

Elije libremente también los métodos anticonceptivos que mejor se adapten a ti, con la ayuda del experto, claro:  tienes los métodos anticonceptivos de corta duración, como la píldora anticonceptiva, el anillo vaginal o el parche anticonceptivo y también tienes los métodos anticonceptivos de larga duración, como el DIU Hormonal, DIU de cobre, inyectable o implante anticonceptivo.

Fija tus propias tendencias y nunca habrá una “chica como tú.”




L.ES.MKT.09.2017.3296