¡Me encanta mi relación a distancia!

Marta, de 20 años, y Álex llevaban saliendo 3 años cuando se mudaron a diferentes ciudades a estudiar. Preguntamos a Marta sobre su experiencia en una relación a distancia.

Marta: Realmente creo que la distancia ha fortalecido nuestra relación, ¡aunque mucha gente se ríe de mí cuando se lo cuento! Pero, sinceramente, nuestra comunicación ha madurado desde que vivimos separados, ahora nos escuchamos mucho más. Ahora, cuando nos vemos, valoramos mucho más el tiempo que pasamos juntos y distinguimos mejor qué es importante y qué no lo es. Cuando solo puedes pasar 3 días con tu pareja, te lo piensas dos veces antes de discutir porque se le olvidó bajar la basura. 

Lo que más me gusta de nuestro estilo de vida es que ambos estamos persiguiendo nuestros propios objetivos y ninguno de los dos siente que sacrifica algo por la relación. Más tarde, ese sacrificio puede ser importante, pero ahora somos jóvenes y necesito sentirme libre para perseguir mis sueños y desarrollarme como persona. Igualmente me siento afortunada por ser apoyada en mi relación de pareja. También me siento libre al utilizar un Anticonceptivo de Larga Duración, es muy cómodo para nosotros.

Mi madre dice que si sobrevive a la distancia, nuestra relación sobrevivirá a cualquier cosa. Pero para mí es más que eso: no sentimos que vivir separados sea un compromiso. Puedo imaginar vivir en esta situación durante más tiempo, incluso cuando hayamos terminado nuestros estudios e iniciemos nuestros primeros trabajos, que para mí una relación feliz no tiene por qué estar ligada a estar juntos físicamente todo el tiempo.

Creo que deberíamos darle una vuelta a la imagen que tenemos de una “buena relación” y estar abierto a nuevos tipos de relaciones, como las relaciones a distancia. Quiero decir, mi abuela no podría imaginar una “buena relación” fuera del matrimonio, ¡y gracias a Dios eso ha cambiado!

Pasar tiempo de calidad con una pareja es fundamental, ¿cómo suena hacer un romántico viaje en tren?