¿Qué es la Candidiasis Vulvovaginal y por qué aparece?

Candidiasis Vulvovagina

La Candidiasis Vulvovaginal es una inflamación vaginal sintomática (vaginitis) que, con gran frecuencia, afecta a la vulva. Está causada por la proliferación de levaduras del género Candida, que han colonizado previamente la vagina, siendo Candida albicans la responsable de entre un 85-90% de los casos.

Se trata de la segunda causa de vaginitis, por detrás de la bacteriana, calculándose que, entre un 50 y un 75% de las mujeres, la sufrirán al menos una vez durante su vida y una cuarta parte de ellas sufrirá recurrencias.

Existen diferentes factores que pueden predisponer a las mujeres a que se produzca una proliferación de Candida originando una Candidiasis Vulvovaginal. Las principales causas son el embarazo (el aumento de glucógeno en la vagina por las hormonas puede facilitar el crecimiento de Candida), el tratamiento con antibióticos sistémicos o vaginales, que pueden alterar la flora vaginal, o la diabetes no controlada, que aumenta los niveles de glucosa vaginal.

La inflamación subsecuente origina una serie de síntomas, que suelen empeorar una semana antes del ciclo menstrual, entre los que predominan la irritación, el picor y el ardor en la vulva, pudiendo presentar flujo vaginal anormal: mínimo, acuoso o más denso y blanquecino, con dolor durante la micción y el coito.

Si no existen complicaciones, la Candidiasis Vulvovaginal es una patología leve, que actualmente soporta cifras de automedicación de más de un 60%. Aunque la primera vez que se sufra se debe acudir a la consulta médica, las mujeres con recurrencias suelen acudir a la farmacia en busca de un tratamiento. La elección puede ser confusa y difícil, debido a la gran cantidad de productos para el alivio de síntomas ginecológicos o de higiene íntima disponibles, por lo que el consejo farmacéutico es muy relevante.