Los 10 mitos de la anticoncepción

Existe una gran variedad de Métodos Anticonceptivos disponibles, de manera que las mujeres de cualquier edad pueden encontrar el método que mejor se adapta a ellas y que les permita quedarse embarazadas cuando ellas deseen. Sin embargo, son muchas las creencias o mitos que circulan de boca en boca y que pueden confundir a potenciales usuarias de métodos anticonceptivos, generando confianza en algunos métodos sin base científica, y temores infundados sobre otros que sí han demostrado una alta efectividad.

Te presentamos el “top 10” de los mitos sobre anticoncepción:

Mito 1: “No es posible quedarse embarazada durante la menstruación o la lactancia”

La concepción ocurre entre los 6 días previos y un día posterior a la ovulación2. Los ciclos menstruales normales oscilan entre 21 y 35 días2, por lo que la ovulación ocurre entre los días 7 y 21 del ciclo, contando los días del ciclo desde el primero de la regla. Por lo tanto, habrá mujeres en las que esos 6 días previos a la ovulación estarán todavía menstruando. Se conoce hace muchos años que el solo hecho de amamantar al bebé no proporciona un método anticonceptivo confiable para la mayoría de las mujeres3. Sólo si coinciden tres factores –bebé menor de 6 meses, una lactancia exclusiva y ausencia de regla– se puede afirmar con un 99% de seguridad que no hay riesgo de embarazo3. Si el bebé es mayor de 6 meses o recibe otros alimentos o reaparecieron las menstruaciones, aun continuando la lactancia, habrá riesgo de embarazo3.

Mito 2: “El coito interrumpido es un método anticonceptivo eficaz”

La marcha atrás es uno de los métodos menos eficaces, porque a veces es difícil determinar correctamente cuándo hay que retirar el pene, lo que puede provocar que se eyacule estando éste aún dentro de la vagina4. Otras parejas confían erróneamente en que hacer una ducha vaginal después de las relaciones sexuales previene el embarazo. Segundos después que el semen caiga en la vagina, los espermatozoides comienzan un proceso de transporte, de manera que a los cinco minutos ya se encuentran en las trompas5 donde finalmente pueden unirse al óvulo. Por muy rápido que se hiciera una ducha vaginal postcoital, nunca sería suficientemente pronto como para evitar la concepción.

Mito 3: “La ducha vaginal después del coito evita la concepción”

Segundos después de que el semen caiga en la vagina, los espermatozoides comienzan un proceso de transporte, de manera que a los cinco minutos ya se encuentran en las trompas5 donde finalmente pueden unirse al óvulo. Por muy rápido que se hiciera una ducha vaginal postcoital, nunca sería suficientemente pronto como para evitar la concepción.

Mito 4: “Los preservativos caseros pueden evitar el embarazo”

De cada 100 parejas con uso común de preservativos durante un año, 15 tendrán un embarazo y 85 lo habrán evitado6. Sin embargo, algunas parejas creen que haciendo preservativos “caseros” con film plástico, globos o similares pueden evitar embarazos, lo cual no es cierto.

Mito 5: “El DIU es sólo apto para mujeres que hayan tenido hijos”

Los dispositivos intrauterinos (DIU) tienen tasas de falla del 1-2% con 5 años de uso para los de cobre e inferior al 1% para los liberadores de hormonas (levonorgestrel)7. A pesar de la alta efectividad, algunas mujeres dudan si éste pudiera ser un buen Método Anticonceptivo para ellas, pues creen que el DIU sólo es apto para mujeres que ya han tenido hijos. La realidad es que las directrices médicas de la OMS nos dicen que el DIU se puede usar en mujeres nulíparas.

Mito 6: “Colocar y retirar el DIU es doloroso”

El 80% de las mujeres describen que el procedimiento de colocación fue indoloro o moderadamente doloroso9, con una intensidad de 2,7 sobre 10 en las mujeres nulíparas y 1,9 en las que ya habían tenido hijos9. El DIU está hecho de un material muy flexible, pero de alta tecnología para impedir que se salga una vez insertado.

Mito 7: “El hombre puede notar el DIU en la penetración”

Sólo en pocas ocasiones, el compañero percibe los hilos del DIU, lo que en general se debe a hilo muy corto6, siendo en estos casos la solución tan sencilla como cortar aún más el hilo y dejar el extremo dentro del cuello.6

Mito 8: “Usar DIU provoca infecciones genitales e infertilidad”

Se ha observado que el riesgo de infección pelviana (EIP) relacionada con la inserción del DIU es de 3 casos por cada 1.000, y que tiene lugar antes de los 20 días desde la inserción, tras los cuales la infección se considera relacionada con la actividad sexual y no con el DIU9. Estudios a largo plazo muestran que, en mujeres usuarias de DIU, la ocurrencia de EIP con DIU de cobre fue similar a la de no usuarias de DIU, mientras que en el caso del DIU con hormona fue aún menor9. La recuperación de la fertilidad es inmediata tras la retirada de todo tipo de DIU9.

Mito 9: “Los Métodos Anticonceptivos hormonales engordan”

En algunos estudios que compararon usuarias de distintos Métodos Anticonceptivos hormonales se encontraron pequeñas diferencias de peso, tanto pérdida como ganancia, siendo la ganancia más notable de 1,8 kg después de 12 meses de uso10. Los autores concluyeron que, si bien esta diferencia puede tener significado estadístico, la diferencia clínica o repercusión de salud no es relevante. En los estudios que compararon mujeres que usaban Métodos Anticonceptivos hormonales frente a mujeres que no usaban ningún Método Anticonceptivo o placebo, no se encontraron diferencias de peso10.

Bibliografía:
1. http://www.figo.org/sites/default/files/uploads/general-resources/FIGO_ESC_Unwanted%20Pregnancy%20Slides.pdf
2. Pyper C, Knight J. Fertility awareness methods of family planning for achieving or avoiding pregnancy. Glob libr women’s med (ISSN: 1756-2228) 2008; DOI 10.3843/GLOWM.10384.
3. Labbok M. Breastfeeding, fertility, and family planning. En: Sciarra J, ed. Fertility, regulation, psychosomatic, and human sexuality. Glob libr women’s med (ISSN: 1756-2228) 2008; DOI 10.3843/GLOWM.10397.
4. OMS. Centro de prensa. Planificación familiar. Nota descriptiva N° 351, mayo de 2015.
5. Brannigan R, Lipshultz, L. Sperm transport and capacitation. Glob libr women’s med (ISSN: 1756-2228) 2008; DOI 10.3843/GLOWM.10316.
6. Family planning: A Global Handbook for Providers. Evidence-based guidance developed through worldwide collaboration, A WHO Family Planning Cornerstone, 2007.
7. Stephen Searle E. The intrauterine device and the intrauterine system. Best Pract Res Clin Obstet Gynaecol. 2014:28(6):807-24.
8. OMS. Criterios médicos de elegibilidad para el uso de anticonceptivos, 4ª ed., 2009.
9. Colomé C, de la Viuda E. Anticoncepción en mujeres nulíparas: necesidades no cubiertas y barreras a la anticoncepción intrauterina. Revista Iberoamericana de Fertilidad y Reproducción Humana. 2014;31(4):24-32.
10. Gallo MF, Lopez LM, Grimes DA, Carayon F, Schulz KF, Helmerhorst FM. Combination contraceptives: effects on weight. Cochrane Database Syst Rev. 2014 Jan 29;1:CD003987. doi: 10.1002/14651858.CD003987.pub5.