Píldora y Mujer: 30 Años de Evolución

Información general

El funcionamiento de la píldora se basa en: suprimir la actividad del ovario como si existiese un embarazo, inhibiendo la maduración del óvulo y evitando por tanto la fecundación. Para lograr esta particular situación, la píldora se compone de dos tipos de hormonas (gestágenos y estrógenos), similares a las producidas por el organismo de la mujer, que actúan principalmente sobre el cerebro, pero también sobre los ovarios, las trompas de Falopio y el útero. El efecto anticonceptivo proviene de los gestágenos, de origen sintético, que inhiben la maduración del óvulo y espesan el moco del cuello del útero, dificultando el paso de los espermatozoides. La función de los estrógenos es mantener el ciclo regular de la menstruación.


¿Qué son las hormonas sexuales?

Los estrógenos y la progesterona son las hormonas sexuales femeninas más importantes. A continuación te explicamos las funciones que tienen y su efecto en la píldora anticonceptiva.


  • La progesterona

    La progesterona es una hormona que se sintetiza fundamentalmente en los ovarios cuyos niveles en sangre varían mucho a lo largo del ciclo menstrual. Precisamente es durante la segunda parte del ciclo menstrual cuando la progesterona emplea su papel más importante. Su función principal en esta fase es, preparar el útero para un posible embarazo. Si hay fecundación e implantación, la progesterona es esencial en la evolución correcta del embarazo, prepara las glándulas del pecho de la mujer para el periodo de lactancia y aumenta la temperatura basal del cuerpo durante todo el embarazo, disminuye las contracciones uterinas,... Además, la progesterona sirve de ayuda para eliminar los líquidos retenidos por el cuerpo como consecuencia del estrógeno. Gestágeno es el término empleado para hablar de las variantes sintetizadas de la progesterona, típicamente usada en los anticonceptivos orales y en otros medicamentos.

  • El estrógeno

    El estrógeno, también sintetizado fundamentalmente por los ovarios, es una hormona sexual femenina cuyo nivel en la sangre de la mujer está sometido a su ciclo menstrual. A diferencia de la progesterona, los estrógenos dominan la primera parte del ciclo menstrual. Es la hormona que induce la ovulación, e igual que la progesterona acondiciona el útero para un posible embarazo. Durante la pubertad son responsables de los cambios que se efectúan en el cuerpo de la chica. Los estrógenos estimulan la maduración de los huesos, y conllevan una mayor retención de agua en el cuerpo.


Menos dosis, más beneficios

Las píldoras han evolucionado a lo largo de los años conjuntamente con su investigación, permitiendo reducir la dosis manteniendo su alta eficacia (situada hoy en día en más de un 99%) y minimizando los efectos secundarios.




Fuente - “Beneficios de la píldora” Equipo Daphne, 2008, Elsevier.