No me toques los miércoles

—Así que esta es vuestra cafetería de siempre -comenta Leo mirando a su alrededor-… ¡Muy acogedora!

—Aquí es donde nuestras aventuras empiezan y acaban -exclama Teresa, tan dramática como siempre.

—De verdad, Teresa… Estás realmente intensa estos días -interviene Lucía.

—Debe ser por el taller de poesía que hizo el otro día -añade Valeria.

—El taller de poesía estuvo muy bien, pero de momento no voy a hacerme rapsoda. Todo lo que aprendí lo usaré en la intimidad, para hacerle rimas de amor a mi Fernando -ironiza Teresa, levantando la mirada hacia el cielo con un toque teatral.

—No olvides que somos tus amigas, y con las amigas hay que compartirlo todo. Así que tráete esas rimas cuando tu pluma inspirada las haya plasmado en un papel, que igual yo también puedo usarlas para enamorar más a mi chico -dice, burlona, Valeria.

—Valeria, yo creo que te gustará más que comparta contigo todo lo que aprendí ayer en el curso de maquillaje. ¡Madre mía! ¡Qué trucos! ¡Qué ideas! He aprendido tanto que estoy por abrirme un canal en Youtube para compartir mi sabiduría y hacer vídeos de maquillaje. Por ahora voy a seguir inspirándome y colgando cosas sobre el tema en mi tablero de Pinterest de “Belleza a los 35”.

—¿Serías capaz? -pregunta Lucía levantando la vista de las revistas de habitaciones infantiles que está ojeando.

Teresa quiere ser youtuber

—Ah, pues sí que me interesa esto que me cuentas, sí -exclama Valeria, incorporándose en la silla y acercándose a Teresa.

—Y lo mejor de todo, he conocido a un chico estupendo. Se llama Lucas y os lo tengo que presentar. Es un enamorado de las divas. En cuanto le sonó el móvil en medio de la clase con la canción de El guardaespaldas de Whitney Houston, supe que íbamos a ser best friends. Además, tiene mucho arte con las brochas y podría dedicarse al maquillaje profesional.

—Sí, sí, Teresa. Dile que se venga algún día a tomar café -le propone entusiasmada Lucía.

—Chicas, yo acudo hoy a vuestro consejo de sabías porque necesito ayuda -interrumpe Leo, muy serio.

—¿Qué pasa? -pregunta su hermana Lucía, con tono de cierta preocupación.

—A ver, no es nada serio, tranquila, hermanita. Es que el otro día quedé con la chica de la que os hablé y… Bueno.... Estuvimos hablando de todo un poco y acabamos hablando de anticonceptivos. Me dijo que había estado mucho tiempo usando el anillo vaginal y luego la pastillas anticonceptivas, pero que al dejarlo con su ex novio, pues decidió no tomar nada y usar sólo condones.

—¡Aha! -asiente Teresa- ¿Y?

—Pues que no entiendo…-pregunta Leo con cara de confusión total.

—Uy… Sí que estás perdido, chaval -dice Valeria, algo chulita-. Se refiere a anticonceptivos hormonales. Nosotras podemos explicarte alguna cosa, pero… Dame tu dirección de correo electrónico -concluye Valeria cogiendo el móvil.

—leoromeo arroba mailtronic punto com.

—Ok… Ignoraré lo de Romeo. Mira tú bandeja de entrada: te acabo de mandar dos infografías súper completas que me descargué de conlamujer.com. Una es sobre anticonceptivos hormonales de corta duración, como las pastillas o el anillo, y la otra, sobre métodos a largo plazo para que nos olvidemos del tema por un tiempo, como el DIU, lo que usaba tu hermana, por cierto. Pero vamos, que si quieres saber más te recomiendo que entres directamente en conlamujer.com porque hay mucho sobre estos temas. Además tienen alguna sección y algún video que responden a dudas frecuentes.

—Sí, Leo, aquí vas a encontrar todo lo que necesitas saber. Vas a despejar todas esas dudas, pero recuerda: tu consejo de sabias súper bien maquilladas está siempre disponible para atenderte.

—Pues acaba de mandarme unas fotos por Whatsapp. Dice que no sabe qué vestido ponerse y con cuál está más guapa, si con el azul Klein o el verde musgo. ¿Esto existe?

—Querido, sobre temas de anticonceptivos sabemos dónde encontrar información de calidad, pero esto ya sí que es un jardín… ¡Mucha suerte! -exclama Teresa, riendo.