No me toques los miércoles


— ¡Qué bien vernos por fin fuera de la cafetería de siempre! Ya tenía ganas de tomarme un caramel machiatto con un suave toque de jengibre y caramelo acompañado de unmuffin - comenta Valeria rodeando su taza con las manos e inspirando el aroma que desprende.
— ¡Ay, hija mía! ¡Pues un café con leche y una magdalena de toda la vida! Eso te lo puedes pedir en cualquier lado…
— Ya, Teresa, pero este toque del jengibre y la almendra no se encuentra en cualquier lado. Además, es el sitio perfecto para vernos en otro ambiente, contarnos lo que nos han dejado los reyes y de paso pinearlo en mi tablero de pastelerías.
— Yo tomaré uno de esos, que tienen muy buena pinta y huelen fenomenal. Pero yo descafeinado, ¿eh?
— Eso es que tus peques te piden sabores intensos, Lucía.
— Esa es una de las cosas que os quería comentar…Que al final no hay dos bebés…Se ve que el ecógrafo no funcionaba demasiado bien y no se pudo ver con claridad y hubo esta confusión.
— ¿Pues sabes qué? - interviene Teresa - Que casi mejor, porque con uno no te va a faltar trabajo.
— Eso dijo también Pablo al saberlo. El pobre estaba en shock desde que nos insinuaron la posibilidad de que fueran dos, ja, ja.
— ¡Mirad, mirad! - interrumpe Valeria - Mi amiga me acaba de enviar este vídeo.Habla de la diferencia que hay entre generaciones en temas de anticonceptivos. Os lo paso para que lo veáis con calma.
— ¡Hay qué ver cómo han cambiado las cosas! - exclama Teresa.
— Bueno, Teresa, que no eres tan mayor. De hecho, tú estás más en nuestra quinta que en la de nuestras madres - explica Lucía.

Caramel machiattos y malas noticias

— ¡Evidentemente, querida amiga! Me refiero a que ahora hay tanta información sobre sexualidad y anticoncepción. Tenemos mucha suerte de tener a nuestra disposición sites específicos, infografías, vídeos… de todo para estar bien enteraditas de lo que nos concierne. Evidentemente, una tiene que ser consciente de que no cualquier sitio te da información de la buena, hay que tener ojo y detectar que el sitio que consultas da información fiable.
— ¡Pues sí! ¡Alcemos esos caramel machiattos de no sé qué y brindemos por nuestras decisiones más libres! - exclama Lucía.
— ¡Ha sido una gran idea quedar con vosotras, chicas! - suelta Teresa un poco tristona, bajando la taza después del brindis.
— ¿Qué pasa, Teresa? ¿Has vuelto a ver un spoiler de Pretty Little Liars?
— Ojalá fuera eso, Valeria - responde, y hace una breve pausa para tragar saliva antes de proseguir-Creo que ya os comenté que en el trabajo había rumores de problemas y posibles recortes de personal.
— Sí, es verdad. ¿Se sabe algo ya?
— Bueno…El otro día nos reunieron a todos en el comedor y nos explicaron que hay pérdidas y que efectivamente, habrá despidos.
— ¿Y no han explicado nada más? ¿Qué criterio aplicarán para escoger a la gente que se queda? No sé, algo más de información-pregunta Lucía, angustiada.
— La verdad es que…
Piiiiii piiiiiiiii, suena el móvil de Teresa. Lo coge, desbloquea la pantalla y lee el mensaje de Whatsapp que le acaba de llegar.
— Es Marina, mi compañera de trabajo. Dice que han publicado unas listas con la gente que se va a la calle. Chicas, tengo que irme, necesito saber si mañana tengo un trabajo al que ir o no.
— Por favor, dinos algo en cuanto tengas noticias- dice Lucía con cara de pena.
— ¡Eso, Teresa! ¡Y mucho ánimo! - grita Lucía cuando Teresa ya está casi saliendo por la puerta de la cafetería.